Cómo usar títeres para enseñar

Cómo usar títeres para enseñar Los títeres son una divertida, valiosa y efi caz herramienta para la educación cristiana. En este breve libro usted des cubrirá cómo puede usarlos en su clase. Aprenderá cómo improvisar títeres a bajísimo costo. Cómo manejarlos. Cómo capturar el interés y la atención de los niños. Y especialmente, ¡cómo ayudar a sus alumnos a vivir la Biblia!

 

 

Capítulo 1
¡Atrévase a más!
El uso creativo de títeres

Estábamos reunidos en un pasillo ancho de una universidad en las afueras de Buenos Aires. Unas doscientas personas habían llegado allí para participar en un taller de maestros. En un rincón donde estaban amontonados pupitres y mesas habíamos armado una pequeña exposición de materiales para la instrucción bíblica de niños y adolescentes. Como parte de la muestra habíamos colocado en una mesa unos veinte títeres. Durante el recreo, muchos de los maestros los miraban y los tocaban, pero casi nadie los compraba. Una señora, con uno de los títeres en la mano, se me acercó.
–Están muy lindos –dijo–, pero ¿para qué son?
–Para usarlos en la enseñanza de los niños –respondí–.
–¡Ah! Pero nunca he manejado un títere –comentó–. No tengo la menor idea cómo usar uno, mucho menos para una clase de Escuela Dominical.
Antes de comenzar la segunda parte del taller, le pedí a mi esposa que diera una pequeña demostración de cómo usar títeres en la clase. Sin embargo, volviendo a casa después del taller, comentábamos la necesidad de algún sencillo manual que diese sugerencias de cómo manejar los títeres y cómo utilizarlos en la enseñanza de niños. A los pocos días me puse a investigar y descubrí que había pocos libros que daban orientación sobre el tema.
Este libro, entonces, es el resultado de la inquietud que nació ese día. Lo presentamos con la convicción de que el maestro debe utilizar todos los medios posibles para hacer que su enseñanza sea eficaz. Hoy, más que nunca, donde la enseñanza espiritual que se da en la iglesia tiene que competir con las más avanzadas técnicas de comunicación, el maestro debe buscar métodos dinámicos y atractivos para reforzar su enseñanza. Uno de esos medios es la utilización de títeres. Es mi deseo, entonces, que este pequeño libro sirva para ayudar al maestro en cumplir con su sagrada misión de comunicar las verdades de la Palabra de Dios al niño.
David C. Constance, Editor